blog-noticia-2
Osamentas en Castro, Chiloé
junio 22, 2016
Show all

Osamentas descubiertas en el centro de Castro

blog-noticia-1

Sorpresa en la ciencia: restos descubiertos son de la Colonia

Primero se pensó que osamentas descubiertas en el centro de Castro no superaban los 100 años de data, pero ahora arqueólogo asegura que podría ser del siglo XVII o incluso anteriores.

ir a la Noticia original en La Estrella de Chiloé

Luego del hallazgo de osamentas humanas en obras que se realizaban en el centro de Castro el 3 de noviembre del 2015, los restos enterrados en ese lugar fueron exhumados por expertos, para ser trasladados al Museo Municipal, hasta donde fueron llevados el último fin de semana.

Pero eso no es todo, ya que según el arqueólogo a cargo de las faenas, los huesos podrían superar los 400 años. Un hecho de gran importancia para la ciencia y la historia chilota, considerando que Castro tiene 449 años de fundación.

El descubrimiento se produjo mientras se realizaban labores de soterramiento para la normalización de los semáforos en la esquina de Esmeralda con Chacabuco de la capital provincial, generando un gran operativo en que inicialmente se constituyó la Policía de Investigaciones, además del fiscal jefe de Castro, Enrique Canales, quien pidió la concurrencia de un arqueólogo que revisara el sitio del suceso y determinara si se trataba de restos de ese tipo.

El perito fue Renato Sepúlveda, de la consultora ambiental y arqueológica Renark Chile, quien detalló en esa oportunidad que efectivamente se trataba de un hallazgo arqueológico y que preliminarmente se podía calcular la data entre 50 a 100 años de antigüedad, retirando del lugar el cráneo y los huesos largos de los brazos del individuo enterrado, para su análisis.

Individuo

La fuente explicó que la empresa de los semáforos solícito a su consultora pedir la autorización correspondiente al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) para retirar los restos humanos. “Dieron el permiso para el harneo del material que estaba de relleno, donde había sido vuelto a enterrar y para el rescate del individuo”, precisó el profesional.

Sepúlveda detalló que “lo que hacemos es ir bajando en niveles, siguiendo las capas naturales, pero con niveles artificiales de 10 centímetros, para llevar un registro específico de la estratigrafía”, añadiendo que “junto con eso se embolsan los materiales, de distinta forma, de acuerdo a su materialidad, ya sea material óseo, lítico o cerámico”.

Durante la jornada sabatina última se realizó el despeje parcial del individuo (esqueleto) y posteriormente, el domingo se llevó a cabo el levantamiento, propiamente tal. “Contamos con un equipo multidisciplinario, con antropólogos físicos, conservador restaurador, estudiantes de antropología social y arqueólogos, con quienes realizaremos un informe que se entregará la próxima semana a la empresa y posteriormente al Consejo de Monumentos Nacionales”.

Del destino de los restos, la fuente confirmó que “será llevado y quedará en el Museo (Municipal) de Castro, con las medias preventivas de conservación y restauración que va a indicar el Consejo de Monumentos Nacionales”.

Junto al traslado -advirtió Sepúlveda- se van a realizar estudios para determinar la procedencia del hallazgo y la data de muerte. “Con los exámenes de laboratorio se va a tener una data probablemente más específica, aunque preliminarmente, a raíz de relatos de textos históricos en que hay un plano del año 1640, donde hay una iglesia en este lugar, tenemos que a esa data podría asociarse, sin embargo, los molares nos muestran que podría ser incluso anterior a eso”, sentenció el arqueólogo.

“Hay un plano del año 1640 donde hay una iglesia en este lugar, así que a esa data podría asociarse”.

Renato Sepúlveda,, arqueólogo de la Consultora, Renark Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *